Excursión de Deia a Llucalcari

cala llucalcari

Hoy os invitamos a descubrir la belleza de la zona de Deia en Mallorca, en esta excursión a pie que nos llevará a visitar dos preciosos pueblos de Mallorca, pasear por la costa y ver una de las calas más bonitas de Mallorca. Empecemos a caminar!

Empezaremos nuestra excursión en Deia, donde podemos aprovechar para dar un paseo por este precioso pueblo, y subir hasta la zona donde esta la iglesia para disfrutar de la vista que vemos desde allí. Después empezaremos nuestro camino hacia Cala Deia por el cami dels Ribassos que está perfectamente indicado.

 

Llucalcari: Una de las calas más bonitas de Mallorca

Cala Deia es un puerto de pescadores donde todavía podemos ver los “escars” donde guardan sus barcas, preciosas casas de veraneo y una de las más bonitas calas de Mallorca.

cala deia mallorca
Cala Deia

En la cala hay un restaurante, Cas Patro March, por si se desea comer pescado fresco del día disfrutando de las vistas de la playa y el precioso paisaje que la rodea. Nos gusta ver que el restaurante esta perfectamente integrado en la cala, e incluso le da más encanto.

Nuestra recomendación en verano es darse un baño en sus refrescantes aguas, y en invierno sentarse en una de las rocas para disfrutar de la tranquilidad y belleza del lugar. Destacable es la imagen del torrente que desemboca en la cala con su bullicioso caudal después de haber llovido.

 

Camino de los pintores Deia – Llucalcari

Desde Cala Deia tomaremos un camino de costa, llamado el camino de los pintores, lo cual ya dice mucho de la belleza del camino en el que iremos viendo un paisaje muy variado con bancales, un “escar”, miradores, antiguos restos de casas y el espectacular color del mar mediterráneo.

El nombre del camino se debe al gran número de artistas que pintaron sus cuadros en esta zona costera durante el siglo XX, entre los que podemos destacar a Rossinyol, Joaquim Mir, Degouve…

El camino se encuentra antes de llegar a la cala a mano derecha donde hay una barrera de hierro.

 

Una cala no muy conocida en Mallorca con spa natural

30 minutos después de haber salido de Cala Deia, llegaremos a esta cala se la conoce también con el nombre de Es Canyeret, y es un perfecto ejemplo de como son las calitas en esta zona: pequeñas, agua color turquesa, de guijarros y aisladas lo que les da un carácter especial y diferente al resto. Además esta es muy tranquila debido a diferentes razones: no hay aparcamiento cerca, no es un sitio fácil de fondear, dificultad de llegar y su tamaño.

cala llucalcari
Cala de Llucalcari

En la cala junto a una higuera hay una fuente de agua dulce, la cual brota todo el año manteniendo la tierra arcillosa húmeda, lo cual aprovecha mucha gente para darse un baño de barro, pues parece ser que tiene efectos positivos sobre la piel. Primero se ponen barro sobre el cuerpo, lo dejan reposar unos 10 minutos, y luego se lo quitan con agua salada, dejando secar la piel unos minutos para terminar limpiándola con agua dulce. Todo como si de un spa se tratará.

Por cierto, que nadie se asuste si veis a gente desnuda, pues es una cala nudista.

Puesta de sol desde llucalcari

El pueblo de Llucalcari

Desde la Cala seguiremos un sendero a través de bancales con vegetación de pinos, encinas y olivos, que unos 300 metros después nos llevará Llucalcari, justo al lado de su oratorio.

Más que un pueblo Llucalcari es una aldea de apenas 20 casas donde reina la tranquilidad, y donde (como no) encontramos un hotel. El lugar es precioso, alejada del mundanal ruido, en un enclave único. Un paseo por el pueblo es la recomendación, pero hacedlo despacio para ver los detalles de la arquitectura de sus casas y poder disfrutar de su belleza y tranquilidad.

Para el camino de regreso hay diferentes opciones:

  • coger el autobús publico en la carretera para regresar a Deia
  • regresar por el mismo camino por el que hemos venido

Esperamos que os haya gustado esta excursión por nuestra preciosa Mallorca, y os animamos a dejar vuestros comentarios!